Tomar el sol tiene algunos efectos beneficiosos para nuestro cuerpo, por ejemplo: acciones antidepresivas, síntesis de vitamina D y disminución de la presión arterial. Sin embargo, los rayos UV también pueden tener efectos perjudiciales que se deben evitar, desde la aparición de manchas, arrugas y reacciones alérgicas hasta el cáncer de piel.
 
Foto: Bezzia

Todos los tipos de piel son sensibles a los rayos UV. No importa si te encuentras en la playa, en la calle, tu casa o en tu lugar de trabajo, siempre es necesario que realices los cuidados necesarios para proteger tu piel.

A continuación te compartimos algunos consejos importantes para el cuidado de tu piel durante esta temporada y puedas disfrutar del sol sin preocupaciones.
  • Evita exponerte al sol en las horas centrales del día (de 12:00 P.M a 4:00 P.M)
  • Asegúrate de conseguir los productos adecuados para tu tipo de piel.
  • Lleva una alimentación saludable.
  • Además de utilizar protector solar, utiliza gorras, sombreros, lentes y ropa adecuada.
  • Renueva la aplicación del protector solar cada 1 hora.
  • Protege las áreas delicadas de tu cuerpo, por ejemplo: cara, pecho, cuello, pies y manos.
  • Hidrata tu cuerpo por dentro y por fuera.
Recuerda que la piel es el órgano más grande del cuerpo y debe lucir bello, radiante y saludable siempre.