El festival surge con el fin de traer al menú innovación en ideas, procesos y recetas, para ofrecer a las y los comensales algo distinto a lo acostumbrado. Sin embargo, la exquisitez y dedicación es algo que sí continúa en los productos que presentan durante estas semanas. 
 

 
En panadería se podrá disfrutar de panes rústicos hechos a mano, con recetas italianas de antaño.
 

 
Dentro de los postres que ofrecerán en el área de pastelería están los famosos Cannolis, rellenos de una mezcla de dulce queso ricota y chispas de chocolate. Aunque, si un Cannoli no es suficiente, también ofrecen el Pastel de Cannolis como opción.
 
 

En el área de restaurante se podrán degustar diversas recetas italianas como la Pasta Diavola alla Cobanera, Pizza Napolitana, Bruchettas y Pizza Pops.
 
 
Fotografías por: Nuchef