1. Involucra a todos los miembros.


 Childhood 101

Haz recetas fáciles para que los más pequeños también puedan ayudar. Cocinar juntos es la mejor forma de compartir porque, aparte de desarrollar habilidades físicas y cognitivas, hace que tu familia conozca, aprenda y valore tus recetas.
 

2. Prepara el horno.


The Kitchnn

Los platillos horneados hacen más fácil el cocinar y brinda tiempo para convivir en lo que la cena está lista.
 

3. Haz 'mis en place'.


Tonny Tahhan

Tener todos los ingredientes que vas a utilizar separados y preparados antes de comenzar a cocinar, es la mejor forma de evitar contratiempos y estrés.
 

4. Consiente a cada estómago.


juliasalbum

Tratar de variar la cena según los gustos de cada comensal... un día cada miembro o una vez a la semana que se premie, a quien mejor comió, con su menú favorito.
 

5. Vuelve todo saludable.


Damn Delicious

Los platillos favoritos de los niños suelen ser fritos (como hamburguesas y papas fritas) ¿Por qué no hacerlos en el horno? ¿Y por qué no cambiar las papas por zanahoria o camote?
 

6. Aunque tengas que disfrazarlo.


KiX / Caramel Potatoes / eatwell 101

En algunos casos, hacer que tus hijos coman ciertas verduras y legrumbres puede ser la tercera guerra mundial. Es un reto a la creatividad que se puede solucionar con pasta verde a base de espinaca, purés de brócoli y vegetales o helados de yogurt con fruta licuada para los que no comen fruta en su estado natural.
 

7. No enciendas la televisión.


expensivelife

La cena, muchas veces, es el único momento del día en que se reúne toda la familia. Aprovechen a compartir y platicar sobre sus días, aunque sea esos 45 minutos. La televisión (como el celular) no se irá a ninguna parte. Declara la mesa como territorio libre de electrónicos.
 

8. Organiza Date Nights.


Half Baked harvest

Si es muy difícil para tu familia reunirse a cenar cotidianamente por la diferencia de horarios, una vez a la semana o al mes, hagan el esfuerzo de cenar juntos. Pueden agregarle una temática (Noche de Pizza, Noche Parisina, Noche Tropical...) y preparar el menú acorde a ésta. O salir a probar lugares nuevos en familia. 

Lo importante es compartir.