Estos principios son un conocimiento básico para quienes manejan restaurantes, hoteles, se dedican a la organización de eventos y deben supervisar cada detalle y, más aún, para quienes desean dedicarse al arte de realizar arreglos con flores.
Nosotros lo aprendimos en las clases del Flower School, impartidas en NuChef, por el talentoso decorador Oscar Wyld de Cuarto Elemento Design Studio.
 
Te presentamos los siete principios:
 
1. Balance: equilibrio de los elementos, entre lo simétrico y lo asimétrico, que logran una sensación de estabilidad.

2.  Proporción: es el tamaño que relaciona a los elementros entre sí o a cada elemento con la composición completa.
 
3. Contraste: forma de combinar elementos para remarcar las diferencias entre ellos. Puede referirse a color, textura, forma u otra característica.
 
4. Armonía: es la manera de acoplar elementos de diseño para acentuar sus similitudes. Puede referirse, como en el caso del contraste, a cualquier característica.
 
5. Grada: se le dice así a la acomodación de los elementos de una forma gradual, según sus características.
 
6. Ritmo: se relaciona al movimiento y es creado mediante el conjunto cuidadoso de elementos que se repiten de una manera que forme un patrón específico o "templo visual".